© 2019 by  ITZIAR. Proudly created with Wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

RECOMENDACIONES PARA UNA SESIÓN DE COMUNIÓN PERFECTA

En la mayoría de los casos, las niñas que vienen a hacerse sus fotos de Comunión al estudio, es la primera vez que se enfrentan a una sesión de fotos profesional, y muchas veces, incluso también es una primera experiencia para los padres. En el peor de los casos, han tenido alguna sesión anterior y su experiencia no ha sido buena por lo que es fácil que vengan con total desconfianza. Hay que hacer una gran labor para poder recuperarla ya que la confianza mutua es fundamental para que la sesión de fotos vaya rodada. Fotógrafo y modelo (+padres) tienen que sentirse lo mas cómodo posibles, dejarse llevar. Esto resultará en una sesión muy natural y espontánea, que es lo que yo busco.

comunión en estudio

No obstante, a veces esto lleva algo de tiempo y no siempre disponemos de él. Las sesiones con niños/as deben tener un tiempo limitado porque se cansan. Y es que parece fácil ponerse delante una cámara y seguir indicaciones pero no lo es. Por ello, esta entrada de blog puede ayudar a niños y mayores a preparar esta sesión tan especial con un poco de antelación.

  • Elige un vestido adecuado. Parece una perogrullada, pero si escoges un vestido de manga larga o francesa para el mes de junio en Madrid, es muy probable que pases muchísimo calor. Por el contrario, uno de tirantes para primeros de mayo, es recomendable que lo complementes con una chaqueta por si acaso nieva. En cualquiera de los casos, escógelo sobre todo por comodidad. Ese día es para disfrutarlo de principio a fin.

  • Nervios fuera. En esta sesión mas que en ninguna otra, es importante que estemos lo mas tranquilos posibles. Tienes que pensar en venir a disfrutar, en venir a sentirte la protagonista que vas a ser y confiando en que la fotógrafa va a sacar lo mejor de ti.

  • La protagonista es la niña. Los papas juegan un papel fundamental pero siempre que se mantengan en un segundo plano. Ellos están presentes en toda la sesión y eso ayuda a los niños a sentirse cómodos y protegidos, pero si interactúan con ellos directamente dándoles indicaciones, poniendo caras, gesticulando o incluso hablando con ellos mientras la fotógrafa está haciendo fotos, interferirán negativamente en los resultados de la sesión. ¿Por qué? Pues porque sobre todo al principio, buscarán la aceptación y si las hacemos sentir que no lo están haciendo bien, influiremos en su autoestima, nervios y perderemos la naturalidad y espontaneidad.

  • Nada de móviles. Claro que puedes hacer alguna foto de recuerdo de ese día, pero no tiene sentido distraer a la niña de su sesión para que te mire para una foto del móvil. En la medida de lo posible, nos mantendremos alejados de él y nos centraremos en disfrutar de lo que está pasando delante nuestro.

  • Trae contigo algo de comer y de beber. Yo pongo todo lo necesario, pero especialmente en verano y con calor, es conveniente contar con una buena hidratación. Unos días antes yo te pasaré un listado de cosas, asi que no tienes que pensar en nada.


18 vistas